La acción de reclamar una vivienda digna requiere una profunda reflexión, para entender que aquello que es legítimo no se reclama, se toma. Ir a la raíz del problema es un acto revolucionario, por tanto la cuestión relevante no puede ser exigir medidas contra la especulación, recuperar el carácter estatal de los terrenos privatizados, ni la encarcelación de los banqueros corruptos, ya que es el aparato estatal el garante de este escenario de destrucción y miseria.

La solución pasa por garantizar el derecho de uso de la propiedad colectiva, es decir, garantizar el uso y disfrute (usufructo) de una vivienda a través de la acción de colectivización, recuperando el uso colectivo de un inmueble. A partir de aquí planteamos diferentes herramientas, para ayudarnos a proteger los bienes inmuebles de la acción del Estado, de la banca y de la propiedad privada..

El texto completo lo tienes en la página nº 5 de la publicación “Rebelaos”. Si no tienes en tus manos alguna de las 500.000 copias que se han sacado, siempre puedes descargarlo desde este mismo enlace.. ;)

Sorry, the comment form is closed at this time.